facebook Actitud Urbanatwitter Actitud Urbanaspotify Actitud Urbanarss Actitud Urbana

El Chojin - Observador incansable

El Chojin - Observador incansable, Cortesía del artista.,

El Chojin es un cronista de nuestro tiempo, multifacético, le hemos visto empuñando un micrófono para ganar un Guiness, escribiendo la historia del Hip Hop en España, rimando la actualidad en el telediario de Televisión Española y como no podía ser de otro modo, mostrándonos su visión de las cosas a través de su música como un observador incansable de la sociedad y filósofo de la palabra. Tuvimos el placer de reunirnos con él unos días antes de la salida de su último trabajo “El ataque de los que observaban” para que nos contará más sobre este trabajo y sobre cómo ve la sociedad actual. 

El Chojin - Observador incansable
El Chojin - Observador incansable

Actitud Urbana: Vamos a empezar por el título, ¿por qué el ataque de los que observaban?

El Chojin: porque estamos en una epoca de crisis, en la que estoy harto de escuchar a la gente decir que todo esta muy mal, todo el mundo se queja pero nadie hace nada. Para todos esos que nos quejamos, estando quietos, siendo pasivos, creo que es el momento de que dejemos de observar para atacar. Entonces con el disco lo que pretendo es dar un pequeño empujón a la gente a que se mueva y dejen de ser, pues eso, agentes pasivos de la sociedad para convertirse en los que atacan y observan, es lo que ha pasado en el norte de África.

AU: Me imagino que lo escribiste antes de que pasara todo este asunto...

CH: Sí, lo escribí antes pero fue exactamente eso, cuando empezaron a salir las revueltas era eso mismo: el ataque de los que observaban, de los que estuvieron 30 años comiendo mierda hasta que un día dijeron: “pues no, pues no, pues nooo... vete, vete, vete” y fum! Echan al presidente.

AU: También las redes sociales, de las que nos quejamos tantas veces, ayudan en este caso por la comunicación global, a llevar a cabo estas cosas.

CH: Claro, fundamentales, de hecho por eso es “los que observaban” no “el que observaba”, no es mi ataque es el ataque de todos. Todo esto está influenciado por las redes sociales, porque te das cuenta de que no estás solo, no eres único, que hay muchos que piensan como tú o parecido, en los que te puedes apoyar y que se pueden apoyar en ti, con los que puedes crear un conjunto y demostrar que el pueblo tiene el poder.

AU: Lo primero que se ha visto es el vídeo, por el que hay que felicitarte y hablas de problemas de fondo en el Hip Hop y en la sociedad en general. Pero también hablas sobre soluciones, olvidando las rencillas con un mensaje positivo. ¿Tú crees que hay solución después de tantos años para la situación mundial y para nosotros en el Hip Hop?

CH: Seguro, seguro, siempre hay solución, casi siempre escondida, es difícil encontrarla, pero eso no quiere decir que no exista. Tiene mucho que ver con la filosofía propia del Hip Hop, cuando de repente tu vives en un barrio de mierda y el Hip Hop te viene para decir que hagas Graffiti y que salgas a la calle y pongas tu nombre en grande para potenciar tu ego, para creerte algo, para sentirte importante, porque a partir de ahí, de tener esa confianza, vas a poder plantearte retos mayores, el Hip Hop da autoestima, la autoestima necesaria para el cambio. En general, ese cambio sí existe y volvemos a lo que está pasando en el Norte de África, ¿quién iba a decir que iban a sacar a Moubarak? Sin pegar un tiro, ni quemar un coche, simplemente cruzándose de brazos y diciendo: “vete, vete, vete...” y el tío al final se ha terminado yendo. Normalmente lo que suele hacer el poderoso es ponernos en la circunstancia en la que nos hacen creer que no existe cambio posible, luego, nuestro trabajo, el del Hip Hop como cultura es mostrar que sí existe esa posibilidad de cambio. Una vez que sabemos que existe, hacernos a ella y buscar la forma de cambiar las cosas. No quiere decir que sea fácil, ni siquiera que se vaya a conseguir, pero lo que no podemos hacer es resignarnos y no hacer nada.

AU: Con ello ¿crees que el Hip Hop está volviendo a sus raíces?, porque sí que en estos años se había suavizado un poco, como que ya se había conseguido un respeto y se había dejado la denuncia un poco de lado. Pero últimamente estoy volviendo a escuchar esa fuerza. ¿Crees que el tema de la crisis puede estar cansándonos ya y tal vez hacer que se vuelva a ello?

CH: Yo lo que creo es que ha habido una época en la que se ha dado más trascendencia a un tipo de Rap, que no Hip Hop, más... divertido, cosa que me parece genial, que no tiene nada de malo, pero el Hip Hop siempre ha seguido ahí. Tú vienes de Latinoamérica, no se Perú exactamente como es, pero normalmente en esos países, allí o como pasa en África si se utiliza el Hip Hop como un elemento potenciador en la sociedad. Los chavales no sólo lo usan para vacilarse los unos a los otros, si no que tiene un contenido, algo detrás, el Hip Hop nunca a muerto, el Hip Hop sigue ahí. Y en España pasa lo mismo, si te fijas los grupos que más han funcionado en España, los que tienen más repercusión, todo bebemos de la época en la que Chuck-D decía que había que luchar contra el poder y nosotros nos lo creíamos. Y claro, son muchos discos los que han salido ya, no puedes estar diciendo siempre lo mismo y aunque se busque innovar a nivel musical, hacer un tema un poquito más tranquilo si quieres, que creo que estamos en nuestro derecho, el trasfondo es ese: somos gente de barrio, concienciada socialmente, que vivimos de nuestra música y buscamos que esa música sea de utilidad para los demás.

AU: Tu crees por ejemplo que las canciones más divertidas también son positivas, porque estar todo el rato removiendo la mierda, hablando claro...

CH: Claro, es que el Hip Hop es un reflejo de la vida y esta no es una mierda constante. Tú te vas al peor de los barrios del peor de los sitios y vas a encontrar a dos niños jugando y riéndose. Somos seres humanos y tenemos un panton de sentimientos, pasamos desde que somos muy desgraciados, lloramos mucho porque nos han dejado o la vida es una mierda o lo que tú quieras, hasta estar muy contento porque simplemente estás comiendo la comida que más te gusta o porque han puesto la canción que te gustaba en la radio o por cualquier estupidez. Nosotros hacemos bien reflejando todo en un disco o en una carrera.

AU: Cambio de discográfica...Octubre Music...Empezaron con Tote y están poco a poco ampliándose hacia el mundo del Hip Hop. La gente comenta por Internet sobre este cambio y aunque tú has sido muy crítico con los camisas re metidas, ¿crees que las discográficas han cambiado la forma de ver el Hip Hop, lo tratan con más respeto?

CH: Hombre, nos tratan con más respeto en el momento en que nos vienen a llamar como artistas. Nosotros nos hemos convertido por méritos propios, tanto por el artista como por la masa social que hay, que nos ha convertido en piezas, no muy importantes, pero que están ahí dentro del panorama musical de España. Entonces quieren probar y quieren picar, evidentemente ellos quieren negocio de nosotros y hay que saber que eso es así y ya está. Lo bueno es que las multinacionales han llegado ahora cuando ya los artistas estamos maduros. 

AU: Centrándonos un poco en las canciones del disco...en “Hola” dices que el Rap en castellano sin ti sería de otra manera. ¿Qué aportación crees que es la mas importante que has hecho y que es lo que te diferencia del resto? Tal vez es la pregunta típica...

CH: No, no es tan típica...Yo creo que le he dado valor a esta parte del Rap como música, esta parte a la que algunos llaman de charla o como quieran. Claro, el Rap en este país como música es muy joven, es de gente joven, por ello es muy antitodo, de no hacer caso a nadie, hacer lo que les da la gana y que les tienen que decir y todo eso...Entonces mi triunfo es el triunfo de la parte del Rap que dice: “que sí, que sí, que sí, que todos molamos mucho y la tenemos muy grande pero podemos utilizar el Rap para hacer cosas útiles”, que es lo mismo que ha aportado Nach o Falsalarma que también son grupos así. Somos unos cuantos que consideramos que la diferencia entre el Rap y otros estilos de música sea precisamente ese contenido social. El hecho de que yo esté ahí ha reflejado eso.

AU: De hecho lo refuerzas con el tema “Rap VS racismo” que pertenece a una campaña contra la intolerancia y del que queremos saber cómo surge la idea de hacer esta canción, te lo proponen, invitas tú a los artistas...

CH: Sí, me llamó Esteben Ibarra para pedirme que hiciera un tema para que sirviera de música para una campaña a nivel nacional en contra del racismo. Yo pensé que si lo hacía yo sería más de lo mismo: El Chojin cantando el contra del racismo, que ya lo he hecho millones de veces; y en una época donde la derecha está creciendo tanto y hay tanta sensación desagradable a nivel social en cuanto a la intransigencia y todo esto, pensé que a lo mejor era un buen momento para hacer algo que no habíamos hecho nunca. Así nos juntaríamos todos, casi todos, porque Ari al final no pudo entrar por algunos problemas que tuvo y no dio tiempo para ello, y posicionarnos claramente; que se celebrara esa primera unión de todos con un mensaje inequívocamente positivo y que tiene que ver con la cultura Hip Hop. El hecho de decir que no tienes que discriminar en función de dónde viene una persona, que acento tiene o cual es el color de su piel, porque es algo anecdótico y estúpido. Lo que me gusta decir es que no es un tema mío, todos se han comprometido, es de todos, porque han aportado su tiempo, que es lo más valioso que tenemos, su talento y su imagen, en pro de un mensaje que será un clásico incluso antes de haber salido, porque se escuchará siempre y montones de veces, lo sé. Y con ese tema hemos conseguido, no yo, sino todos, hacer lo que te digo, darle utilidad a nuestra música.

AU: ¿Crees ahora precisamente con motivo de la crisis actual que la gente que decía ser “tolerante” lo deja de ser?

CH: No, lo que está pasando ahora es que les han dado una excusa para sacar toda su mierda. Cuando tú tienes tu casa, tu trabajo y no tienes ningún problema, entonces claro, ¿qué merito hay en ser tolerante?. Pero ahora que les han dicho: “somos pobres, y como somos pobres y la culpa no puede ser tuya tendrá que ser de otro. Y de quién va a ser si no, pues del inmigrante”, entonces odio al inmigrante, “es más te dejo que le odies pues porque hay que desfogarse”, es así. Es más, hay una relajación asquerosa por parte de las instituciones en todo lo tocante al racismo y la xenofobia, que está haciendo que actualmente sea una opción válida y respetable que tú seas intransigente con una persona por ser de otro sitio o de otro color. Ahora con la crisis la gente se ha quitado las máscaras. Recuerdo al época de Aznar, el les prohibió a los inmigrantes ilegales el derecho a reunirse, sindicarse y demás; la justicia en su última instancia determinó que esto era ilegal y en esa época los de izquierdas criticaron la medida, pero ahora, como hay crisis y los españoles no tienen trabajo, aquello que decían ya...pasó y ahora primero los españoles. ¿Primero los españoles basándote en qué? ¿en que son más personas? Dicen: “no, porque llevan más tiempo cotizando” y así volvemos a al época en que los ricos tienen más derechos que los pobres, según si cotizan más ¿no es así?. Pero es que los derechos no se regalan, vienen con la persona, no existe el hombre guay que te permite tenerlos, los derechos son tuyos y no se pueden recortar cuando le venga bien a alguien hacerlo. Es que me enciende esto, pero bueno...

AU: En uno de los temas nos llevas a dar una vuelta por Torrejón, ¿crees que serías diferente de no haber crecido ahí? ¿te dedicarías al Rap o no?

CH: Es que eso ya seria especular pero lo seguro es que yo no sería como soy, porque tu personalidad se crea a partir de tus vivencias y estas van de la mano del lugar donde vives. Entonces sería otra persona y sería peor (risas).

AU: Para quién no conozca Torrejón, ¿qué sitio no deberían dejar de visitar?

CH: Es que en realidad Torrejón es el sitio, cada barrio tiene su rollito pero se respira Rap en todos los sitios. Bueno, hay muchos sitios, teníamos un sito donde hacíamos los rimaderos, que le llamábamos “el guetto”, otra que era “La fuente de colores” que ya no hay fuente ni hay nada, en el parque Cataluña, en la puerta del “Stones” evidentemente y el la puerta del Big-Bang. Por eso te digo, hay muchos sitios, hemos parado por todo Torrejón, el Sr. T.Cee tiene una rima que dice: “he meado en cada esquina de mi barrio marcando mi territorio” y es literal, además literal, hemos hecho pis por todo Torrejón (risas). 

AU: Hablas también de los que no creyeron en ti, la gente ha cambiado mucho el concepto del rapero, pero ¿crees que es más fácil para los que empiezan ahora en el Rap?

CH: Sí, claro es más fácil, tienen que aprovecharse de eso. Hay gente que se queja y dice: “es que ahora todo lo tenéis muy fácil”, ¿y qué? ¿qué hay de malo en ello?, no pasa absolutamente nada, yo eso lo aplaudo. Ahora es más fácil porque muchos hemos trabajado para que poco a poco se cambie la imagen que se tenía del Rap en España.

AU: Vuelves a contarnos una historia cotidiana en “La triste historia del vecino de arriba”. Tú trabajas mucho con chicos en institutos y demás, ¿ves que muchos de ellos tienen estos problemas, qué es lo que está fallando?

CH: Si el problema realmente es que no se ve. Yo voy y es para hacer una sesión o tres, cuando llego es todo alegría y subidón, porque es después de Matemáticas por ejemplo, ya te imaginarás, están encantados. Yo no lo veo, yo no trabajo, no vivo con ellos, no es mi responsabilidad verlo, quienes tienen que verlo son los profesores, los educadores. No es como cuando yo iba al instituto, ahora tienen orientadores y gente que hace un trabajo fabuloso pero que no son estrictamente profesores, son quienes se dedican a ver a los chavales y entender si lo están pasando bien o mal, pues eso no tiene que fallar. No se pueden pasar como graciosas o normales según qué actitudes, que es lo que pasa muchas veces. Si ves que tienen a uno frito en una esquina y no hablo de palizas que son evidentes y que se corrigen más rápido, si no el desprecio o lo que hay debajo de esas palizas, que es a veces si no siempre más doloroso que el golpe que alguna vez hemos recibido todos. Nosotros tenemos que educar necesariamente en valores a los jóvenes, y digo nosotros porque somos todos los que debemos vivir en valores, aprender a trazar líneas en las que el respeto sea fundamental, eso que parece tan básico como separar a los que te caen bien y los que no y dejarlo pasar, no se lleva a la práctica.

AU: Tras “Una palmada en la espalda” donde le das mucha importancia a la amistad y estar acompañado, nos hablas en “Apagado o fuera de cobertura” precisamente de todo lo contrario. ¿Tú eres más de desconectar, de estar con gente? ¿50/50?

CH: No sé si 50/50, 60/40 o 40/60 pero por ahí va la cosa. Yo necesito de la gente, soy un animal social igual que cualquier otro para todo, para sonreír, para estar triste, para todo y además necesito mis momentos de intimidad como creo que necesitamos todo. El tema de “Apagado o fuera de cobertura” yo creo que es un poco volver a hablar de eso ¿no? De las cosas grandes de lo cotidiano, ¡mola!. Hay una frase que dice: “ponerse el pijama a las siete de la tarde de un martes, es algo que hay que hacer alguna vez”, es verdad tío, los martes no están para eso, pero una vez cada no se cuantísimo tiempo, dices que están malo, apagas el móvil y no haces nada porque mola. Las responsabilidades son muy importantes, pero no pueden limitarnos para no poder tener un momento de placer. Porque así como “tienes que” hacer muchas cosas también tienes que tener un espacio para ti, por tu salud mental, ver películas malas por la tarde, no afeitarte y quedarte en tu cama, en fin, eso hay que hacerlo, es necesario y punto.

AU: Ya nos has dado algunas pistas, pero cuando tú paras ¿qué es lo que te gusta hacer, irte al campo, quedarte en casa...?

CH: Yo, quedarme en casa. Cuando me voy al campo o a sitios así voy por obligación, obligación que me cojo yo solo y acepto de buen grado, no voy con cara de cabreo ni nada, pero a mí lo que me gusta es quedarme en mi casa...o en casa de un colega. Por ejemplo el otro día nos fuimos a ver un documental sobre la vida de Michael Jordan a casa de uno, mira que ya lo hemos visto 18 millones de veces, pues nos sentamos otra vez, dijimos las mismas cosas que años atrás viendo lo mismo pero te lo pasas bien con tus colegas y ya está. Tenemos que intentar vivir en consecuencia a lo que sentimos, hay días en que no se puede, hay día en que te apetece quedarte solo, estar con los colegas o estar activo, hay que intentar equilibrar todo porque pueden pasar semanas sin ver a mis colegas y eso tampoco mola.

AU: Precisamente hablas sobre que estás siempre activo y ocupado: discos, libros, charlas, poesía, debates, televisión también. ¿te queda algo por hacer? ¿algo que te gustaría hacer que no hayas hecho?

CH: Sí ¿no?, porque si no ya me muero. ..pues que no haya hecho sí, algo de cine me gustaría, no es que me vaya a presentar a un casting ni nada, osea que probablemente nunca lo haga. Pero si un día estoy en mi casa y me llama Trueba, pues a lo mejor le acepto un papelito (risas).

AU: No has hecho nada en cine, algún cameo sí ¿no?

CH: Sí, sí, hice la banda sonora para una peli y aparecí ahí pero...

AU: ¿Qué peli era?

CH: Se llamaba “Tanger” de Juan madrid, pero mi personaje era: “músico callejero” osea no tenía ni nombre (risas). Pero eso sí que molaría, el cine. Pero a mí lo que fundamentalmente me gusta es rapear, lo que voy a seguir haciendo es eso hasta que pueda y me gusta escribir claro, así que en la Literatura creo que también tendré cosas que decir.

AU: En una de las canciones dices que tendrían que ingresarte en una clínica cuando se acabe la química...pero no creo que llegues a ese punto conociéndote

CH: Sí, va a ser una mierda. Mi intención es que no llegue a ese punto, pero hay que ser conscientes de que puede pasar. Yo siento un poquito como imagino que les tiene que pasar a los jugadores de fútbol cundo se hacen mayores, que pases con 28 años de ser un mega crack y apenas tres años después, de repente todo el mundo dice que eres lento, que ya no tienes lo que tenías y tú te levantas por las mañanas y piensas: “pero si estoy igual”, pero es mentira tío, algo está pasando que no y se te está acabando y ya está. El próximo contrato que vas a firmar será sólo de un año no de tres porque tienes 31. Pero bueno, piensa que los de mi generación somos un poquito los que estamos abriendo el camino en el sentido de que nunca ha habido un raper de 30 años en España hasta que nosotros hemos llegado a cumplir los 30. De momento hemos llegado ahí y ¿cuándo se va a acabar esto? No sé. En Estados Unidos por ejemplo Jay-Z, Busta Rhymes, Nas están por los 40 y siguen rulando pero eso es allí, aquí no sabemos cual será nuestro futuro. Lo que si tengo claro es que ya me quedan menso discos por delante que por detrás, no voy a hacer otros once, aunque me encantaría (risas).

AU: Sabes que esta revista nació en Latinoamérica, es un proyecto sin fronteras realmente, y me habían comentado que estarías por ahí tal vez en los próximos meses, Cuéntanos un poco por dónde para que nuestros lectores estén atentos.

CH: Sí, a partir de Junio. Vamos a hacer primero Argentina, luego México y después Chile, Santiago. Se había hablado de República Dominicana, Venezuela y Colombia aunque eso no está del todo confirmado.

Facebook

Redes Sociales

facebook de Actitud UrbanaTwitter de Actitud Urbanaspotifyrss Actitud Urbana

Lista Spotify


Como escuchar las canciones enteras
Agrega esta lista a tu Spotify AQUÍ.

Portal desarrollado por:
Logotipo ImpulsWeb, Diseño y desarrollo de páginas web profesionales